Bienvenidos!!
Página web de pastoral juvenil y universitaria de los jesuitas de la provincia de castilla.
 
 

Perdón!!!

A veces no queda más que pedir perdón por tantas tragedias. Incluso aunque yo no sea causante. Incluso aunque soy contrario a la violencia, a la guerra, a los abusos, a tantas cosas... sólo me queda pedir perdón. Tal vez por sentirme parte de una humanidad fragmentada y confusa. Ante la guerra recién estallada, esta semana nuestra reflexión quiere ser una oración sencilla, un lamento conjunto, un grito contenido, una disculpa...

Pedimos perdón a Dios desde una cierta solidaridad con la humanidad, también en el fracaso. El sueño roto de la paz, la quimera del entendimiento de los pueblos, la idea grande de desarrollo, el valor olvidado de la justicia, todo ello se ve perdido entre gritos de guerra, intereses económicos, medios de comunicación oportunistas... No es el fracaso de unos pocos. Es un fracaso global. Y por eso pedimos perdón.

   

Perdón por tantas víctimas inocentes. Por sus muertes anónimas, por sus llantos ahogados por el ruido. Por su inocencia atravesada.
...Y perdón por mi despreocupación, mis cegueras ante el dolor ajeno, mis victimismos inapropiados.

Perdón por el fracaso de la palabra, del diálogo, de la escucha. Por todos los conflictos que se podrían evitar con la verdad, con palabras claras, con una actitud honesta.
... Y perdón por mis propios silencios, mis miedos, mis verdades a medias, mis faltas de valor para hablar, preguntar, pedir, decir.

Perdón por las bombas inteligentes, y por el talento humano encaminado en direcciones equivocadas, para crear monstruos en lugar de herramientas que ayuden al desarrollo de la humanidad.
... Y perdón por todas las oportunidades que dejo pasar sin hacer que, por mi causa, el mundo sea un lugar mejor. Por los talentos desperdiciados, por la energía perdida en causas idiotas.

   

Perdón por la falta de ideas. Por la impotencia para encontrar soluciones. Por las estructuras tan inmensas que resultan incomprensibles. Por las barreras infranqueables, las trampas de la economía.
... Y perdón por el escepticismo con que a veces me refugio en una burbuja: "no se puede hacer nada", "no hay solución", "la culpa es de otros...". "¿De qué sirve manifestarse?"

Perdón por un mundo en el que la tragedia ha de ser muy grande para llamar la atención, porque ya nos vamos acostumbrando a todo; y por que los muertos han de contarse por decenas de miles para impresionar.
... y por las veces en que cambio de canal, hastiado de tanta tragedia, buscando un rostro amable, una risa fácil, el olvido cómodo.

Perdón por demasiados problemas cotidianos que no nos dejan ver lo que es grande, justo, bueno, válido, creíble, deseable.
... y por mis luchas pequeñas que se magnifican hasta tapar la perspectiva de un mundo mucho más amplio

 



Por todo esto, Señor, Dios creador
de un mundo que podría ser bueno;
de un ser humano que podría ser hermano;
de un espacio que podría ser común...
perdón...


Textos para acompañar la reflexión:

Es todo un mundo, decía Pío XII,
el que hay que salvar de lo salvaje
para hacerlo humano
y, de humano, divino.
Es decir, todas las costumbres
que no estén de acuerdo con el evangelio
hay que eliminarlas
si queremos salvar al hombre.
Hay que salvar no el alma
a la hora de morir el hombre
hay que salvar al hombre ya viviendo en la historia.

(Óscar Romero, 16 de julio de 1977)

No nos cansemos de predicar el amor.
Sí, ésta es la fuerza que vencerá al mundo.
No nos cansemos de predicar el amor,
aunque veamos que olas de violencia
vienen a inundar el fuego del amor cristiano.
Tiene que vencer el amor.
Es lo único que puede vencer.

(Romero, 25 de septiembre de 1977)

Éste es el proyecto de Dios.
No se contradice con los proyectos de la tierra.
Sí se contradice con los pecados
de los proyectos de la tierra;
pero por eso la Iglesia tiene que predicar el Reino de Dios:
para arrancar el pecado
de todos los proyectos de la tierra
y para animar la construcción de los proyectos
a la medida del Reino de Dios.
Éste es el gran trabajo de los cristianos en la historia.

(Romero, 10 de febrero de 1980)

©Jesuitas. Provincia de Castilla. web@pastoralsj.org lunes, 25 de septiembre de 2017