En el desierto.

La Cuaresma tiene algo de ese tiempo a la intemperie, donde la soledad y el silencio invitan a profundizar, escuchar y dudar.

¿No necesitamos a veces ese espacio desnudo en el que enfrentarnos a fantasmas, dudas y tentaciones? Porque la tentación no es lo que me gusta, sino lo que me engaña… lo que me promete bien y sin embargo me lleva a contribuir a un mal que no deseo…

Tal vez necesite también un espacio de desierto…

Siguiente >>



0.En el desierto.
1.La magia.
2.El espectáculo y la admiración.
3.El poder

 
Comentarios (2) Recomendar a un Amigo Listado de reflexiones.
 
©Jesuitas. Provincia de Castilla. web@pastoralsj.org viernes, 26 de mayo de 2017